Así es un shooting para una chocha

Bienaventuradas seguidoras del chochismo y de este nuestro blog, sé que ansiabais esta entrada a primera hora de la mañana pero ser chocha es muy duro y esta semana voy tarde. Durante los últimos días han pasado cosas muy perturbadoras en mi vida que me han mantenido en parálisis existencial. Cosas como que el otro día me enteré que las palabras este, ese y sus correspondientes femeninos y plurales no se acentúan nunca jamás, ni cuando actúan como pronombres. Una nueva norma de las momias de la Real Academia de la Lengua que aprobaron hace ya algunos años y que yo me había perdido. Como cuando te enteras de que Andy y Lucas han sacado nuevo disco y que ahora el gordo es el delgado y el delgado es el gordo.

Cómo recuperé mi coche robado

Queridas amigas con pequeñas pérdidas de orina al estornudar y amigos con tendencia a las flatulencias involuntarias, controlad vuestros esfínteres durante los próximos 8 minutos. Sentaos, paraos y dejad de hacer lo que estabais haciendo. Éste es, posiblemente, el post más surrealista que vais leer en toda vuestra vida, más surrealista incluso que cuando vimos a Ana Obregón en un capítulo del Equipo A con una pistola y doblada en español por sí misma.