Tienes una relación chocha y lo sabes

Bienaventuradas seguidoras de este nuestro blog, no sé si os habéis dado cuenta pero hoy es San Valentín. Un día en el que con total y rotunda seguridad vuestra pareja os habrá despertado con un desayuno en la cama, os habrá entregado un precioso ramo de flores y esta noche os sorprenderá con un plan íntimo y perfecto: la casa decorada con velas aromáticas, música suave y una exquisita cena a base de marisco, embutido del bueno y un postre afrodisíaco.

Maridos enfermos

Queridas amigas, querida familia y queridísimos Piscis. La audiencia ha hablado. La audiencia ha decidido. Y esta semana lo que queréis leer aquí y ahora es un relato sobre maridos enfermos. Una crónica en primera persona y basada 100% en hechos reales que arrojará luz a una problemática social creciente e invisible. Algo de lo que no se habla. Algo que nadie reconoce. Algo que se sufre en silencio y que no existe Hemoal que lo solucione. Quizás tú no quieras reconocerlo pero la siguiente afirmación es una verdad como un templo. Una verdad aplastante, solo comparable al hecho irrefutable de que a tu madre le huele la ropa recién lavada mejor que a ti. Incluso usando el mismo detergente y suavizante no has conseguido igualar su aroma y eso te perturba y te atormenta.

Aburrimiento chochil

Queridas amigas con reservas de óvulos en peligro de extinción y amigos con próstatas preatrofiadas, esta semana muchas de vosotras habéis tenido puente… Suertudas todas y malditas las que hayáis predicado vuestros planes y viajes all around the world en Instagram. Hay chochas que no hemos tenido el gusto de actualizar nuestros perfiles sociales con fotos novedosas de campos asilvestrados porque NO HEMOS TENIDO PUENTE. Pero no pasa nada, lo acepto, doy gracias porque mi cuerpo saleroso ha abandonado la cola del Inem y me conformo sin puente. Con un fin de semana de ambiente primaveral dudoso y un festivo en martes con un tiempo más tropical que los monzones asiáticos, me ha dado tiempo hasta de aburrirme.